Vacuna para el VPH
La vacuna contra el VPH es una vacuna contra ciertas variedades de enfermedades de transmisión sexual del VPH, asociado con el desarrollo del cáncer cervical y las verrugas genitales

¿Existe alguna Vacuna para VPH?

Hay una nueva vacuna que protege contra los cuatro tipos de VPH que producen la mayoría de los casos de cáncer del cuello uterino y verrugas genitales. Esta vacuna se ha estudiado extensamente y parece ser segura y eficaz.

La vacuna contra el VPH estimula al sistema inmunitario de la mujer a combatir estos tipos de virus del VPH si ésta se expone a ellos. Esta vacuna se administra en tres dosis durante un período de seis meses.

La vacuna contra el VPH se recomienda rutinariamente para todas las niñas entre los 11 y 12 años. La vacuna no se recomienda a las mujeres embarazadas, pero es segura para las madres que amamantan.

Las mujeres jóvenes pueden recibir la vacuna aun si ya ha han tenido relaciones sexuales, verrugas genitales, resultados anormales en una prueba de Papanicolaou y han sido infectadas con el VPH.

Esto se debe a que la vacuna puede proteger a las mujeres con un tipo de VPH de contraer otros tipos de este virus. Esta vacuna no se usa para tratar infecciones existentes con el VPH.

Además, no es necesario hacerse una prueba para detectar la presencia del VPH antes de recibir la vacuna.

La vacuna del vph no reemplaza el examen del papanicolaou

La vacuna del VPH no protege contra todos los tipos, ni previene todos los casos de cáncer del cuello uterino o de verrugas genitales. Esto significa que las mujeres que reciben la vacuna deben siempre hacerse pruebas regulares de Papanicolaou.

Aun si recibe la vacuna, todavía es importante protegerse contra el VPH y otras enfermedades venéreas. Use condones (preservativos) para reducir el riesgo de infección cuando tenga relaciones sexuales vaginales, anales u orales. Los condones también ayudan a proteger contra enfermedades venéreas y previenen embarazos.

¿Cómo se puede reducir el riesgo de infección genital por vph?

La forma más segura de eliminar el riesgo de la infección genital por VPH es evitar el contacto genital con otra persona.

Si las personas deciden ser sexualmente activas, la mejor estrategia para prevenir infecciones genitales por VPH en el futuro, es tener una relación duradera, mutuamente monógama, con una pareja a quien se le han hecho las pruebas y se sabe que no está infectada. Sin embargo, es difícil determinar si una pareja que ha sido sexualmente activa en el pasado está infectada en la actualidad.

Las personas que decidan ser sexualmente activas y no están en una relación duradera y mutuamente monógama pueden reducir el riesgo de infección genital por VPH al reducir el número de parejas sexuales y seleccionar una pareja que tenga menos probabilidad de estar infectada.

Las parejas que tienen menos probabilidad de estar infectadas son aquellas que no han tenido una pareja sexual o que han tenido pocas parejas sexuales en el pasado.

La infección por VPH puede aparecer tanto en las áreas genitales masculinas como las femeninas, estén o no cubiertas o protegidas con un condón de látex.

Aunque se desconoce el efecto de los condones en la prevención de la infección por VPH, se ha asociado el uso del condón a una tasa más baja de cáncer cervical, el cual es una enfermedad relacionada con el VPH.

¿Es recomendable la vacuna del vph?

La vacuna contra el VPH puede ayudar a proteger a las mujeres jóvenes de contraer una infección con esta enfermedad venérea. En la actualidad se recomienda para las niñas y mujeres entre los 9 y 26 años.

Esta vacuna puede reducir en gran medida el riesgo de presentar cáncer del cuello uterino y verrugas genitales.

Facebook Comments
¿Te ha sido de utilidad el artículo?
[Votos: 0 Promedio: 0]