Tumores Uterinos Síntomas

Aunque la mayoría de los fibromas no producen problemas, pueden surgir complicaciones. Los fibromas adheridos al útero por un tallo pueden torcerse y causar dolor, náuseas o fiebre.

Los fibromas que crecen rápidamente, o los que comienzan a descomponerse, también pueden causar dolor. En raras ocasiones pueden estar asociados con cáncer.

dLos fibromas pueden causar infertilidad. Se deben explorar otros factores antes de considerar que los fibromas son la causa de la infertilidad de una pareja.

Síntomas

Los fibromas pueden causar los siguientes síntomas:

1. Cambios en la menstruación

  • Periodos menstruales más largos, frecuentes o intensos
  • Dolores menstruales (cólicos)
  • Sangrado vaginal fuera del periodo menstrual
  • Anemia (debido a la pérdida de sangre)

2. Dolor

  • En el abdomen o en la región inferior de la espalda (a menudo dolor sordo, intenso y persistente, pero a veces agudo)
  • Durante las relaciones sexuales

3. Presión

  • Dificultad para orinar o necesidad de orinar con frecuencia
  • Estreñimiento, dolor rectal o dificultad para evacuar
  • Cólicos abdominales

4. Útero y abdomen agrandados

5. Abortos naturales

6. Infertilidad

Es posible que los fibromas no causen ningún tipo de síntoma. éstos pueden detectarse durante un examen pélvico de rutina o durante exámenes para detectar otros problemas.

Diagnóstico

Es posible detectar los primeros indicios de la presencia de fibromas durante un examen pélvico rutinario. El uso de otras pruebas puede proveer más información sobre los fibromas:

La ecografía usa ondas sonoras para crear una imagen del útero y de los demás órganos pélvicos.

La histeroscopia usa un dispositivo delgado (el histeroscopio) para ver dentro del útero. Este dispositivo se introduce por la vagina y el cuello uterino (la abertura del útero). Al hacerlo, el médico puede ver si existen fibromas dentro de la cavidad uterina.

La histerosalpingografía es un examen especial de radiografía. Este examen puede detectar alteraciones anormales en el tamaño y la forma del útero y las trompas de Falopio.

La ecohisterografía es un examen mediante el cual se administra un líquido en el útero a través del cuello uterino. Posterior a ello, se usa la ecografía para ver el interior del útero.

Este líquido brinda una imagen clara del revestimiento del útero.

En la laparascopia se usa un dispositivo delgado (el laparoscopio) para ayudar al médico a ver dentro del abdomen. Este instrumento se introduce por una pequeña incisión que se hace justamente debajo o a través del ombligo. El médico puede ver fibromas en el exterior del útero mediante el laparoscopio.

Aunque también se pueden usar estudios de imágenes, como la resonancia magnética y la tomografía computarizada, éstos rara vez son necesarios. Algunos de estos exámenes se usan para dar seguimiento al crecimiento de los fibromas con el tiempo.