Quistes
El quiste ovárico es una bolsa con líquido en su interior que se forma en el propio ovario o alrededor de él.

Quistes

Los quistes ováricos son una de las afecciones más frecuentes en las mujeres de todas las edades. Aparecen afectando uno o ambos ovarios, sus tamaños van desde menos de 2 mm hasta decenas de centímetros y su número varía desde un solo quiste hasta incontables quistes.

Los quistes se forman en los folículos ováricos, los cuales son los encargados de producir el óvulo.

Las ecografías convencionales muchas veces confunden estos folículos normales con quistes y muchísimas pacientes han sido operadas innecesariamente.

Recomendamos la Ecografía C.A.D. en Color para mayor precisión. Aunque se manifiestan por síntomas diferentes, pueden ser totalmente asintomáticos en un comienzo, por lo que su detección temprana aumenta las posibilidades de curación sin recurrir a medidas extremas como la cirugía.

Los síntomas más comunes – cuando los hay – de los quistes ováricos son: dolor, inflamación del abdomen bajo, aumento, endurecimiento o oscurecimiento del vello, acné (barros).

Los ovarios son parte del sistema reproductor de la mujer. Generan los óvulos de una mujer y producen hormonas femeninas.

Los quistes ováricos son sacos llenos de líquido en o sobre un ovario. Generalmente, se forman durante la ovulación, cuando el ovario libera un óvulo.

Por lo general son inofensivos y desaparecen solos. La mayoría de las mujeres los tienen en algún momento de su vida.

Síntomas

La mayoría de los quistes de ovario no causa síntomas y eventualmente desaparece espontáneamente después de algunas semanas. Así, muchas mujeres tienen quistes ováricos y ni siquiera saben.

En general, los quistes ováricos no causan infertilidad ni causan cambios menstruales. El endometrioma es una de las excepciones.

El quiste ovárico generalmente no causa síntomas cuando presenta, por lo menos, una de las siguientes condiciones:

  • Los quistes ováricos con frecuencia no causan síntomas.
  • Un quiste ovárico tiene más probabilidad de causar dolor si:
  • Se vuelve grande
  • Sangra
  • Se rompe
  • Interfiere con el riego sanguíneo al ovario
  • Se golpea durante la relación sexual
  • Se tuerce o causa torsión de las trompas de Falopio