Vaginoplastia
La vaginoplastia se suele realizar en mujeres que padecen un debilitamiento del soporte de los órganos pélvicos y un ensanchamiento de la vagina como consecuencia de haber tenido varios embarazos y partos.

¿Qué es la Vaginoplastia?

La Vaginoplastía es una intervención quirúrgica, que se encarga de reforzar los músculos de la parte posterior de la vagina, moldear y quitar los tejidos sobrantes, haciendo más pequeño el diámetro de la vagina.

Debido a los trabajos de parto y la falta de firmeza de los tejidos, la vagina se ensancha y los tejidos musculares pierden su firmeza y tono anterior.

Con este procedimiento quirúrgico, se disminuye la amplitud de la vagina, aumentando la fricción durante las relaciones sexuales, mejorando su relación de pareja y su vida.

Al realizarla se puede recuperar la capacidad de contención y la tonicidad de los músculos.

La Vaginoplastia logra corregir defectos, y devolver la tonicidad a los tejidos vaginales. Estas operaciones son aptas para las mujeres de cualquier edad.

En tiempos modernos, la mujer ha dejado atrás muchas prohibiciones, y se ha convertido en un ser autónomo, libre, consciente de sus propias decisiones y lo mas importante, convencida de que es la única dueña de su cuerpo, lo suficientemente como para evaluar alternativas que la hagan mas bella tanto por dentro como por fuera.

Se retiran los pliegues sobrantes de piel o se realiza una pinza en los músculos expuestos para devolverles su naturalidad.

Procedimiento de una vaginoplastia

Es una operación de carácter ambulatorio que generalmente demora poco tiempo y que no requiere de internación alguna, en la cual se realizan dos cortes paralelos en la longitud vaginal desde el introito hacia el interior de la misma, buscando mejorar y embellecer su aspecto deteriorado por diversas causas.

La operación se encarga de fortalecer los músculos del periné o piso pélvico, para devolverle a la vagina su estrechez y tono naturales.

La duración es de 30 minutos a 1 hora con anestesia epidural o general, se realiza ambulatoriamente y no hay que retirar los puntos porque se reabsorben totalmente.
Los resultados de esta cirugía son permanentes y no dejan cicatrices, ya que utilizamos la tecnología láser.

Ventajas y detalles de la operación vaginal láser

  • Deja una cicatriz que casi no se nota.
  • El postoperatorio es poco doloroso.

La operación se realiza bajo anestesia epidural y dura muy poco, generalmente menos de una hora.

Recuperación

Para la recuperación, es necesario abstenerse de realizar esfuerzos durante una temporada como cargar peso o realizar alguna postura incómoda (al menos durante un par de meses), así como abstenerse también por ese tiempo, de tener relaciones sexuales.