Perineoplastia
La perineoplastia es una intervención sencilla, que suele hacerse bajo anestesia local. Consiste en tensar la musculatura del periné, devolviéndole así su elasticidad y funcionalidad.

¿Qué es la Perineoplastia?

Se llama perineoplastia a la reparación funcional y estética del periné, es decir la zona que incluye desde el introito de la vagina hasta el ano.

Su objetivo fundamental es corregir todos los daños producidos en los partos, así como disminuir la amplitud del introito y erradicar los ruidos vaginales que se producen durante la relación sexual.

Esta cirugía también se usa para tratar la estrechez vaginal y mejorar la calidad de las relaciones sexuales.

Está indicada en aquellas mujeres en las que es necesario corregir los pequeños desgarros que se producen en los partos, o bien corregir la cicatriz de la episiotomía.

También tiene indicación en las mujeres con estrechez vaginal, en quienes vuelve a la normalidad la capacidad vaginal.

Esta técnica se basa en la reparación del periné (zona comprendida entre la vagina y el ano), lo que incluye la piel, la dermis y las estructuras musculares de la zona.

Los resultados son ampliamente satisfactorios tanto desde el punto de vista estético como funcional, pues esta cirugía, además de reparar las estructuras permite que la paciente vuelva a disfrutar plenamente de su vida sexual.

A continuación se muestran imagenes de una perineoplastia que se realizó en conjunto con una labioplastia.

Procedimiento y riesgos de una perineoplastia

Se requiere de exámenes de valoración preoperatoria, lo que incluye electrocardiograma, hemograma completo y estudio de la crasis sanguínea (coagulación).

Al igual que cualquier cirugía que se realiza con anestesia general, requiere de 8 horas de ayuno para sólidos y lácteos y 6 horas de ayuno absoluto.

Como todo procedimiento en la zona genital, es conveniente realizarlo fuera del período menstrual. La duración promedio de esta cirugía es de una hora.

Se realiza con anestesia general, en carácter de cirugía ambulatoria. Esto significa que luego de tres a cuatro horas de realizado el procedimiento, está en condiciones de ir al domicilio.

Los riesgos son los inherentes a cualquier procedimiento quirúrgico, aunque de baja frecuencia. Por tratarse de una zona naturalmente contaminada, el riesgo esperable es la infección, la que se previene con el uso de antibióticos profilácticos.

Consejos después de practicarse una perineoplastia

Después de la operación deberá guardar un reposo relativo de dos semanas. Esto quiere decir que no es necesario permanecer en cama todo el tiempo, pero no se realizarán las tareas habituales. La paciente puede desplazarse dentro de la casa, ir al baño, comer en la mesa.

  • No podrá realizar esfuerzos ni levantar peso.
  • La actividad sexual se retoma luego de un mínimo de cuatro semanas.
  • La cicatrización es estética y funcionalmente muy buena.