lactancia
Hay que iniciar la lactancia lo antes posible, en sala de partos o durante la primera hora de vida: es el momento en que el recién nacido está más despierto.

La lactancia prolongada como método anticonceptivo esta basado en que en la lactancia, al no existir menstruación, no es un periodo fértil.

Esta creencia es incorrecta ya que durante la lactancia puede haber ovulaciones espontáneas por lo que se corre riesgo de embarazo no deseado. Los niveles altos de Prolactina(Hormona que facilita la lactancia),inhiben la ovulación.

Durante la lactancia el nivel de prolactina (hormona que estimula la producción de leche en las glándulas mamarias) se eleva a niveles anormales y disminuye pero no anula completamente la ovulación, por eso se utiliza incorrectamente como o método anticonceptivo natural.

¿Qué es lactancia exclusiva o casi exclusiva?

Cuando el bebé es alimentado solamente por pecho, o cuando toma además del pecho, jugo, té o agua, siempre y cuando no sustituyan ninguna mamada. Se ha demostrado que la succión frecuente (7 o más veces en 24 horas) contribuye eficazmente a mantener la lactancia y la amenorrea.

Recomendaciones:

Requiere de lactancia al recién nacido con periodicidad mínimo de tres horas.
No posee fecha definida de protección, aun cuando exista frecuencia y tiempo adecuado de lactancia.

Sin embargo si hay una lactancia exclusiva, permanente y sin menstruación, puede haber una protección del 98% en los primeros 6 meses postparto.

La ovulación puede presentarse antes de la primera menstruación postparto, haciéndola poco confiable.

Es aconsejable recibir orientación por su médico en la consulta postparto a realizarse 30 o 40 días del nacimiento. A fin de complementarse con un método que no interfiera con la lactancia.

IMPORTANTE:

  • Si la menstruación vuelve, o
  • Si el bebe recibe algún suplemento alimenticio que substituya una mamada o
  • Si el bebé cumple 6 meses de vida:

La mujer debe recurrir a un Servicio de Planificación Familiar para elegir otro método anticonceptivo, porque en estos casos el riesgo de embarazo aumenta. Sin embargo, la madre puede seguir amamantando para proteger la salud de su hijo.