La ablación endometrial es un procedimiento que se realiza para extraer de manera permanente una delgada capa de tejido del revestimiento del útero.

Ablación Endometrial

La ablación endometrial es un procedimiento breve. Algunas técnicas se realizan durante una cirugía ambulatoria, otras se hacen en el consultorio médico. Antes del procedimiento, el cuello uterino puede ser dilatado.

La dilatación se logra con medicamentos o con una serie de varillas que aumentan gradualmente en tamaño.

Durante la ablación no se hacen incisiones (cortes en la piel). La recuperación tarda aproximadamente 2 horas según el tipo de alivio para el dolor que se use.

Métodos se emplean con más frecuencia.

  • Radiofrecuencia: Se introduce una sonda en el útero a través del cuello uterino. La punta de la sonda se expande hasta formar un dispositivo en forma de malla que envía energía de radiofrecuencia al revestimiento. La energía y el calor destruyen el tejido del endometrio lo cual se extrae por medio de aspiración.
  • Congelamiento: Se introduce una sonda delgada en el útero. La punta de la sonda congela el revestimiento del útero. La ecografía (ultrasonido) se usa para ayudar a orientar al médico durante el procedimiento
  • Líquido térmico: Se introduce un líquido en el útero por medio de un histeroscopio. El líquido se calienta y permanece en el útero durante aproximadamente 10 minutos. El calor destruye el revestimiento.
  • Balón térmico: Se coloca un balón en el útero por medio de un histeroscopio. Se introduce un líquido caliente en el balón. El balón se expande hasta que toca los bordes del revestimiento del útero. El calor destruye el endometrio.
  • Energía de microondas: Se introduce una sonda especial en el útero a través del cuello uterino. La sonda aplica energía de microondas al revestimiento del útero y lo destruye.
  • Electrocirugía: La electrocirugía se realiza con un resectoscopio. El resectoscopio es un dispositivo telescópico delgado que se introduce en el útero. éste tiene una varilla eléctrica con una punta de asa de alambre, de bola rodante o de bola con picos, que destruye el revestimiento del útero. Este método generalmente se hace en la sala de operaciones con anestesia general. No se usa con tanta frecuencia como los demás método

Efectos secundarios menores después de una ablación:

  • Cólicos, como dolores menstruales, durante 1 ó 2 días
  • Secreción acuosa y poco espesa mezclada con sangre durante varias semanas. Esta secreción puede ser intensa durante 2 ó 3 días después del procedimiento.
  • Necesidad de orinar con frecuencia durante 24 horas
  • Náuseas

Pregúntele a su médico cuándo podrá volver a hacer ejercicios, tener relaciones sexuales o usar tampones. En la mayoría de los casos, puede regresar a trabajar o a sus actividades normales al cabo de uno o dos días. El médico programará consultas de seguimiento para evaluar su progreso. Es posible que transcurran varios meses antes de percibir los efectos completos de la ablación.