Control Prenatal
El control prenatal es el cuidado médico que recibes de forma periódica durante tu embarazo.

¿Cual es el control prenatal?

¡Felicidades por su embarazo! y comenzar el control prenatal, usted está comenzando un periodo lleno de grandes esperanzas y una amplia variedad de sentimientos.

Mientras más se prepare usted ahora, más segura se sentirá cuando su bebé nazca, y cuidarse mientras se está embarazada es la mejor manera de asegurar un bebé saludable.
El embarazo es un estado totalmente fisiológico en el cual suceden cambios físicos y psicológicos de su naturaleza. El embarazo se puede valorar por semanas, meses o por trimestres.

Los cambios que suceden pueden ser desde el retiro de la menstruación, náuseas, mareo, vómito, aumento de los senos (adoloridos), baja de la presión arterial (mareos, fatiga, somnolencia), estreñimiento, aumento en la frecuencia al orinar, sangrado de encías hasta los cambios psicológicos los cuales son muy frecuentes sobre todo en el primer embarazo como un estado depresivo (llanto fácil) e irritabilidad.

El objetivo del control prenatal es mejorar la salud de la madre y el niño previniendo o detectando problemas del embarazo y promoviendo actividades saludables.

Tan pronto que usted se da cuenta que este embarazada, debe de acudir con su ginecólogo para empezar su control prenatal durante el cual se solicitan exámenes de laboratorio, estudios de gabinete como ultrasonido.

Su visita debe de ser periódica para una vigilancia estrecha de su embarazo, un control de peso adecuado, detectar problemas a tiempo, todo para que usted tenga un final feliz y tenga un hijo sano en sus brazos.

Primer trimestre:¿Estaré embarazada? Uno de los primeros síntomas que nos deben hacer sospechar de la posibilidad de estar embarazada es el retraso de la regla, pero hay más.

Nutrición para la madre y el hijo

Comer los alimentos correctos cuando se está embarazada es quizá el mejor regalo que le puede hacer a su bebé.

Una buena dieta para el embarazo debe ser variada y estar bien balanceada.
Esta incluye suficientes frutas y vegetales frescos, granos enteros, productos lácteos, proteínas, algunas grasas y ocho vasos de líquidos al día.

El comer alimentos en abundancia y ricos en calorías es perjudicial para su salud y la de su bebé.

El sobrealimentarse sólo le llevará al sobrepeso, lo que trae complicaciones al final del embarazo y durante el parto, así pues que olvide eso de que usted debe “comer por dos”.

Facebook Comments
¿Te ha sido de utilidad el artículo?
[Votos: 0 Promedio: 0]