Quistes
Un quiste de ovario no siempre desencadena síntomas en el paciente. A menudo, el quiste ovárico tiene solo algunos centímetros de tamaño, no causa síntomas y se descubre por casualidad al realizar una ecografía.

Causas

Los quistes de ovario (quiste ovárico) puede ser debido a diferentes causas. Los médicos diferencian los quistes de ovario según sus diferentes causas y mecanismos de origen en quistes funcionales y quistes de retención.

En el caso de que el quiste de ovario (quiste ovárico) sea grande, el ginecólogo puede determinar un diagnóstico a través de la exploración táctil de la vagina que se realiza en la revisión ginecológica preventiva.

Si el quiste es pequeño, a menudo no se detecta palpando, para lo cual el ginecólogo procederá a realizar una ecografía complementaria de la pared abdominal (ecografía del abdomen) o a través de la vagina (ecografía vaginal).

Además, la ecografía hace posible diferenciar entre los diversos tipos de quiste.

El historial y las dolencias de la paciente, su edad, la exploración táctil y el aspecto del quiste de ovarios según la ecografía permiten determinar de qué clase de quiste podría tratarse.

Si la ecografía muestra indicios de un quiste dermoide, el ginecólogo comprobará en una operación subsiguiente si realmente se trata de este tipo de quiste de ovario.

Los dolores que aparecen de forma cíclica y los trastornos hemorrágicos en mujeres jóvenes apuntan hacia un quiste funcional. En este caso, no suele ser necesario intervenir quirúrgicamente, ya que por lo general se deshacen por sí mismos.

También es común que en las revisiones rutinarias no se aprecien. Si los síntomas y la revisión con ecografía muestran un endometrioma, el ginecólogo procederá a realizar una laparoscopia del abdomen.

El ginecólogo explorará los ovarios y tomará una biopsia del quiste ovárico a fin de determinar con seguridad el diagnóstico.

Podrá extirpar los quistes parcialmente durante la laparoscopia. Después de la intervención suele seguir un tratamiento hormonal específico.

Especialmente en el caso de mujeres maduras durante o después de la menopausia, es importante realizar una ecografía para aclarar los quistes ováricos que se detecten y para eliminar la posibilidad de que sean un tumor maligno.

Igualmente realizar el diagnóstico de un quiste de ovario y comprobar que no se trate de un cáncer de ovario después de la menopausia, también se realiza un análisis de sangre.

MEDICIONES HORMONALES

  • Testosterona libre
  • Hormona luteinizante
  • Insulina: hiperinsulinemia ó resistencia a la insulina

ULTRASONIDO

  • Debe ser considerado como el estándar de oro
  • Hay incremento en el número de folículos de 2 a 10 mm de diámetro dispuestos
  • periféricamente alrededor del estroma
  • Incremento en el estroma ovárico > 5.5 cm2
  • Volumen > 11 cm3.

ULTRASONIDO DOPPLER

  • Mayor velocidad de flujo sanguíneo a través del estroma
  • Aumento en la impedancia de las arterias uterinas con una disminución del índice de
  • pulsatilidad