Autoexamen de la Vulva
Si eres mayor de 18 años y, sobre todo, si eres sexualmente activa, debes acudir periódicamente a la consulta con tu ginecólogo.

El examen de vulva

Un autoexamen de la vulva le ayudará a detectar cualquier cambio en esa zona que pueda ser un indicio de un problema. Deberá hacerse este examen todos los meses en el mismo momento del mes.

El autoexamen vaginal es una manera de que una mujer examine su vulva y su vagina. El autoexamen vaginal puede ayudarla a entender mejor su cuerpo, los cambios que tienen lugar durante el ciclo menstrual y cualquier problema que pueda requerir atención médica.

La mejor forma de detectar a tiempo enfermedades que pueden volverse complicadas es conocer tu propio cuerpo, ser perceptiva con los síntomas que se te manifiestan, saber ver y palpar cuando algo a cambiado o no está del todo bien.

Lávese las manos antes de comenzar. Acuéstese o siéntese en una posición cómoda, cerca de una luz clara y potente, con un espejo de mano (un espejo de aumento podría dar mejores resultados). Podría ser de ayuda usar una almohada para apoyar la espalda, o también puede agacharse o arrodillarse.

La clave está en encontrar una posición en la que pueda ver claramente la zona de la vulva, el perineo y el ano.

En primer lugar, verá la vulva, es decir todos los órganos externos que puede ver fuera de su cuerpo. La vulva incluye el pubis, los labios mayores, los labios menores, el clítoris y las aberturas externas de la uretra y la vagina. Muchas personas confunden la vulva con la vagina.

La vagina, también conocida como el canal del parto, está dentro de su cuerpo. Desde el exterior sólo se puede ver la abertura de la vagina.

Una forma de examinar es la siguiente

1. Separe cuidadosamente los labios exteriores de la vulva (labios mayores). Busque cualquier cambio o indicio de un problema, tal como enrojecimiento, hinchazón, puntos claros u oscuros, ampollas o bultos.
2. A continuación separe los labios interiores (labios menores) y examine la zona entre ellos. Observe también la entrada de la vagina.
3. Tire cuidadosamente hacia atrás del prepucio (capucha) del clítoris. Examine la zona debajo de él y la punta del clítoris.
4. Asegúrese de revisar la zona alrededor de la uretra, el perineo, el ano y la zona pubiana.