Diafragma femenino
El diafragma actual lo inventó un médico alemán en 1880. Se popularizó rápidamente en Alemania y Holanda (de ahí el nombre de ‘gorro holandés’ que se le da en algunos países).

Un diafragma es una copa flexible y poco profunda que se coloca dentro de la vagina. Cubre el cuello uterino durante las relaciones sexuales para evitar embarazos.

Aro flexible recubierto de latex en forma de copa para uso femenino.

El tamaño es determinado por su diámetro. El cual oscila entre 50mm y 150mm, siendo los diámetros más usados entre 70 y 80 mm.

Requiere asesoría médica para determinar el tamaño adecuado y entrenamiento para su aplicación.

Se coloca en el fondo de la vagina cubriendo el cuello del ùtero contactando con las paredes laterales de la vagina. Debe asociarse a un espermicida en jalea para mejorar su efectividad(96%).

Condiciones para su uso:

Colocarlo hasta 6 horas antes de su uso.

Como se asocia a espermicida, si no se presenta la relación en las dos horas siguientes requiere espermicida adicional.

  • El espermicida debe colocarse en las dos caras del diafragma.
  • No debe retirarse antes de 6 a 8 horas después de la relación y no deben practicarse duchas o baños vaginales antes de este tiempo.
  • No es recomendable dejarlos por más de 24 horas.
  • Por cada relación sexual debe aplicarse nueva dosis de espermicida.
  • El diafragma una vez usado puede lavarse con agua tibia y jabón.
  • Debe guardarse en un sitio fresco.
  • Puede reutilizarse por 2 o 3 años.

Ventajas:

  • No interfiere en el coito
  • Posee lubricación adicional.

Desventajas:

  • Requiere entrenamiento por el personal de salud para enseñar su uso correcto.
  • Es relativamente difícil de insertar y colocar correctamente.
  • Aumenta la incidencia de infección urinaria por compresión uretral. Espacialmente si el tamaño no es el adecuado.

¿Qué efectos o malestares se pueden presentar?
Los efectos secundarios que pueden presentar algunas mujeres son: irritación o reacciones alérgicas al espermicida. En casos aislados, puede presentarse choque tóxico (presencia de infecciones por bacterias).

Contraindicaciones:

  • Prolapso uterino
  • Vagina poco tónica
  • Grandes desgarros perineales
  • Fístulas
  • Severas retroversiones o anteversiones uterinas
  • Postparto inmediato
  • Alergia al latex o espermicidas
  • Aversión psicológica
  • Inhabilidad para aprender su uso correcto.

Es de resaltar que gran parte de las contraindicaciones hace necesario una valoración por el ginecólogo.

Facebook Comments
¿Te ha sido de utilidad el artículo?
[Votos: 0 Promedio: 0]