Riesgos Embarazos
Acude a todos los controles médicos y sigue al pie de la letra las instrucciones de tu ginecólogo.

Factores de riesgo de un embarazo

Diversos factores aumentan la posibilidad de que una mujer tenga un embarazo de riesgo, éstos varían de acuerdo a las características físicas.

Algunos de ellos son:

  • Edad menor a 18 años o mayor a 35 años;
  • Peso corporal menor de 45 kg o mayor a 90 kg (varia de acuerdo a talla);
  • Talla menor a 140 cm
  • Embarazos de cuidado especial

No todos los embarazos son perfectos, pero es un grave error considerar ciertos hechos, como el embarazo múltiple, por ejemplo, como una anormalidad.

Pueden surgir complicaciones o problemas imprevistos, que deben ser atendidos pronta y profesionalmente, para evitar colocar a la madre o al bebé , en situación de riesgo, suelen causar una reducción de la fertilidad.

El estado de anemia ya existente no es obstáculo para el embarazo: un 20% de las mujeres pueden estar anémicas antes de concebir.

La forma más común de anemia se debe a la pérdida de sangre durante la menstruación, y es una anemia por deficiencia de hierro (cuando el nivel de hemoglobina es inferior a 12,8 g/100 ml de sangre).

Antes de concebir sería conveniente consultar al médico, quien podrá corregir fácilmente la anemia por deficiencia de hierro con un tratamiento específico. También podrá aumentar la ingestión de alimentos ricos en hierro.

Hemorragia preparto

Antes de las 24 semanas, una hemorragia vaginal puede desembocar en aborto. Después, el feto se considera viable, es decir que podría sobrevivir fuera del útero materno. La hemorragia tras las 24 semanas se conoce como hemorragia preparto, y las dos causas principales proceden de la placenta.

Desprendimiento de placenta en el embarazo

Si la placenta se desprende del útero, se producirá hemorragia. La sangre se acumula hasta derramarse por el cuello del útero. El tratamiento puede consistir en reposo y ecografías y posiblemente cesárea.

Placenta previa

Cuando la placenta está adherida a la parte inferior de la pared del útero, se denomina placenta previa. Si se encuentra total o parcialmente sobre el cuello uterino, puede resultar peligrosa durante el parto, al provocar hemorragia e interrumpir la circulación sanguínea del feto.

El problema se detecta con ultrasonido. Si se produce hemorragia, la ingresarán en el hospital y el niño nacerá mediante cesárea.

Facebook Comments
¿Te ha sido de utilidad el artículo?
[Votos: 0 Promedio: 0]